Caracas Pintoresca

Por Amanda Quintero (@amandaisabel87)

Hoy salí vestida de mis cinco sentidos, y dejé plantada en casa la valija de los juicos de valor. Hoy salí de peatón.

Me conseguí con la cotidianidad del día, y la respiré; fue hermoso. Me di cuenta que esta salida consistiría en percibir la complejidad de lo simple, y le di rienda suelta a la curiosidad.

Vi una señora, ella toda vestida de «roja», con un chaleco bordado y prendado con una chapa que decía «Yo sí ♥ mi Presidente», lo encontré hilarante y le dije mentalmente: caricaturesco, no apoyo tu juicio político pero aplaudo la actitud. Seguí.

Me topé con un indigente, uno de los señores sucios que deambulan por las aceras. Traté de ver en sus ojos pero no había nadie ahí, estaba sumido en sus recuerdos –los que lo perturban-. Su tufo era penetrante, sólo capaz de ser descrito por Patrick Süskind.

Detallé el arte urbano por el camino: los rostros de Ergo, las bailarinas de Fé, la grafitera de Mene Grande con su boina de 666; el arte urbano que realza la ciudad. A la vez me pregunté  ¿cuál era la obsesión de los grafiteros por las “y”, las “z” y los apóstrofes? «Davys zeek’s caos!». Seguí.

Me estremeció el ronroneo de los vehículos al pasar por una parada de autobuses, y con humor escuché por encima una conversación entre dos motorizados, había cola en el centro de pago de servicios en Sabana Grande. Olor a humo y a ciudad; perspicaz.

Siguiendo sobre mis pasos volteé con el chasquido de un inconsciente que comía tostones sin cerrar la boca, cada mordida era más crocante que la anterior, y vino a mi memoria ese saladito característico, pero mi reflexión fue interrumpida por la diva entaconada que luchaba contra las grietas  del pavimento: me sonreí.

Vi a las viejitas de moños perfectos que nunca sabré hacer, a los chinos que atienden los kioskos y sentí la brisa fresca de los claros de sombra. Hoy descubrí los diecisiete verdes de mi jardín.

A la bella cotidianidad que aguardas, que está ahí para ser descubierta todos los días

 

Anuncios

5 comentarios en “Caracas Pintoresca

  1. Wow! Me quito el sombrero. Sabía que escribías bien, te leo, estás en nuestra nueva locura: Mujeres del Siglo XXI, pero este me encantó. Sentí a una Amanda que no conocía. Me enamoré de como escribes -y sabes que este tipo de amor no ocurre con cualquiera-.

    Love.

    Lau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s