El Arte es de Todos

Por Amanda Quintero (@amandaisabel87)

Este artículo fue publicado en el “Blog Planta Baja, porque todo comienza por el derecho a elegir”, en 2009

 

Comienzan las cuerdas—como de costumbre—con un armonioso y grave sonar; sigiloso, da la impresión de que pronto algo va a pasar.

Aparecen agudos brillos, es el sonido de los vientos que con cuidado, recrean la sutileza de la brisa en la hierba que verde y vibrante baila con soltura ante el sol caliente y el cielo abierto, es un mediodía en el llano, del compositor Antonio Estévez. La Orquesta Filarmónica Nacional ha comenzado a ambientarnos con su música, transportándonos a las más hermosas planicies de la provincia venezolana. Aplausos.

Aclimatados ya, como estábamos, sucedió el turno a los viento-metal para hacer la siguiente entrada, la obra que resume la cultura venezolana por excelencia: La Cantata Criolla, una versión sinfónica de la famosa leyenda popular Florentino, el que cantó con el Diablo. Esta vez, las luces se intensificaron, se abrió el telón y una sombría marcha de bailarines apareció en el escenario. Vestidos simples, en tonos claros—blanco y caqui predominantes—la compañía de baile del Teresa Carreño hacía bruscos movimientos con detalles de sutileza: cabeza de izquierda a derecha, movimiento de columna serpenteante y delicada ondulación de muñecas y dedos; pesados pies descalzos. De repente voces: el orfeón, «Puntero en la soledad…». Finalmente, los tenores: Idwer Avarez—un simpatiquísimo gordito vestido de azul con cara de tío—como Florentino y el barítono Franklin de Lima—alto, delgado, con el cabello hasta los hombros—como El Diablo.

Despanpanante ensamble de las artes: movimientos de telas, de cuerpos, de luces; despliegue de voces y de instrumentos, acogidos todos por la majestuosidad de la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, simplemente impecable.

Florentino, el que cantó con el Diablo nos invita a la reflexión ante la eterna batalla entre el bien y el mal, es un llamado de conciencia a retomar los valores de nuestra sociedad, simplemente venezolanos. Así, con una invitación abierta y entrada libre al público general el Ministerio del Poder Popular para la Cultura cerró la celebración del Mes Internacional de la Danza. Todos son bienvenidos a disfrutar del arte,  sin distinciones, sin exclusiones. El arte es para todos.

 

La UNESCO celebra el día de la danza el 29 de abril en honor al nacimiento del coreógrafo francés Jean Jacques Noverre

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s