Conversatorio con Carlota Pérez (parte II): La Sociedad en Pleno Cambio de Paradigma

 El conversatorio siguió, pero era demasiado rico como para resumirlo en una sola entrada, así que me tomé el abuso de hacer dos post. La segunda parte –del post, no de la revolución- va del comportamiento de la sociedad y sus distintos actores en la adopción del nuevo paradigma.

La Dra. Carlota Pérez describe a tres grandes actores y qué tareas deben llevar a cabo para que efectivamente florezca plenamente el nuevo paradigma:

  1. El Estado: -sí, por más capitalista que haya sonado en mi post sobre el Dr. Porter, yo creo en el rol del Estado-. En una forma muy moderna e informada, el Estado debe retomar su papel visionario del cambio y creador de las condiciones –ojo: condiciones, no ejecución- necesarias para que el nuevo paradigma se dé. Eso es a grandes rasgos, la modernización del marco legislativo-institucional y la construcción de infraestructura que corrija las fallas de mercado que no permiten que esta se masifique. Por ejemplo, construcción pública de redes de electricidad o carreteras que incluyan fibra óptica para divulgar el acceso a internet, o la actualización del Código de Comercio para que incluya el e-commerce.
  2. Los Mercados Financieros: desmontar el casino y retomar la inversión productiva que permita crear riqueza para el financiamiento de la economía real. Esto es, dejar de exprimir a los empresarios en reporte de utilidades y permitirles invertir en reinventarse a sí mismos por medio de la inversión en renovación de capital, tecnología, etc. … «Un cambio tecnológico expande, profundiza y transforma los mercados».
  3. El Sector Productivo: repensar su actividad productiva y adaptarla al nuevo paradigma. Este último da mucha tela que cortar, pues tiene que ver con las oportunidades y características de cada economía. A grandes rasgos es la actualización de todas las industrias, y en este proceso se abren infinitas oportunidades de trabajos por realizar, debería ponerse de moda el emprendimiento si se entiende la magnitud del cambio que se viene.


En particular, esta revolución tecnológica, acortadora de distancias por excelencia tiene el potencial de repotenciar y reposicionar a las empresas locales, revalorizar lo especializado y autóctono, exótico para el que lo compra desde lejos, y sobre todo detener las migraciones de las zonas menos pobladas a las ya saturadas. Un mundo que entienda este paradigma de emprendimiento puede preservar su diversidad cultural y estar orgulloso de ella, pues quedaría demostrado que el desarrollo puede llegar a todos los rincones en donde habite el hombre.

Para que esto se geste, en especial en estos tiempos minados de redes, debe haber una sinergia fluida entre cada uno de estos tres agentes. Y si me permite la Dra. Perez, creo que para ello, deben bajar los egos y prevalecer las voluntades de progreso.

«Las revoluciones tecnológicas son una cosa generacional… Hasta que lo que crecieron jugando Nintendo lleguen a ser jefes [de empresas y gobierno] no se pueden hacer cambios profundos»

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s