De la educación en valores y los sueños de cambiar al país

Hoy en clase de Economía Política hice un click que me pareció vale la pena compartir.

 

Extensa ha sido la perorata sobre la importancia de los valores para construir una sociedad próspera y de cómo esta es la clave del cambio (el cambio para mejor, por supuesto); cierto, creo que el tema valores es central para alcanzar el desarrollo pero –como todo- hay que tener cuidado con cómo se aborda esta empresa.  Siempre escuchamos que «este país lo que necesita es que cambie la gente», queriendo decir que lo necesario es cambiar los valores de los ciudadanos. Ahí es donde viene mi punto.

La economía política bordea la incómoda situación de tener que emitir un juicio ético sobre los buenos valores y los malos valores diciendo que hay una serie de valores que promueven el crecimiento económico y otros que no. Digamos entonces que los valores que impulsan el crecimiento –y por tanto se infiere que desarrollo y bienestar- son los valores deseables. Éstos tienen mucho que ver con la confianza en el otro, el respeto por los acuerdos, la ambición, el emprendedurismo, entre otros. Aguantemos esta definición momentáneamente.

A su vez, quienes vivimos en países en vías de desarrollo y soñamos con «cambiar el país» realmente hablamos de cambiar sus instituciones, e intuitivamente sabemos que las personas son quienes les dan vida, y que para alcanzar nuestra meta hay que influir en esas personas para que se comporten de acuerdo con los valores deseables que habíamos hablado. Es muy importante la postura con que se asume este hecho ya que sienta la premisa de tu estrategia: 1) puedes creer que «la gente» no tiene valores, o 2) puedes creer que «la gente» tiene un set de valores que no necesariamente son los valores deseables.

Pareciera que estoy diciendo lo mismo pero no es así, la primera premisa supone que el individuo que se quiere someter a cambio tiene un déficit de capital humano (¿?) y que por tanto todo lo que requiere es educación que reduzca lo que llaman los economistas las asimetrías de información. Es como decir que tienes un vaso que está medio lleno de agua y que lo que necesita es que le agregues un poco más de agua para completarlo.

Muy distinta es la segunda premisa pues parte de que la persona ya posee un set de valores –entendiendo valor como aquello a lo que se le da importancia- que no pertenecen al conjunto de los valores deseables [para el desarrollo]. Este punto de partida no te lleva directamente a la idea de educar en valores porque no es que esa persona desconozca los valores deseables sino que cree que por ahí no va la cosa (no porque tenga anti-valores, sino que tiene valores primarios que no promueven el crecimiento como son la solidaridad, la gratitud, el familismo moral, etc.). Esa persona tiene el vaso lleno y para meterle más agua parte del contenido actual debe salir antes; y esto es muy difícil porque nadie cree que su forma de obrar es incorrecta, instintivamente todos pensamos que hacemos lo mejor que se puede hacer (nadie se cree el malo de la película). Bajo esta óptica hay que jugar por el lado de los incentivos que hagan que la persona voluntariamente vacíe su vaso y reaprenda por sí misma, o sea libre de no hacerlo y asumir las consecuencias.

Viéndolo así, pienso que es harto arrogante pararse sobre la primera premisa porque es creer que se tiene los pelos en la mano y que se puede dar una receta de cajita a un problema complejo, en lugar de aceptar que la cosa es compleja y que hay que sentarse a pensar en todos los jugadores y sus incentivos a actuar. Y ojo, no quiero decir con esto que la ética no tenga cabida en el pensamiento de la política pública, pero primero entender y luego juzgar. Sólo funciona en ese sentido.

Anuncios

Un comentario en “De la educación en valores y los sueños de cambiar al país

  1. Pingback: #MuereChávez | Teclado Abierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s