Petróleo y Progreso

libro-el-petroleo-como-instrumento-de-progreso-iesa_MLV-F-3887160618_022013Pedro es una de esas personas que la sincronicidad continua trayendo a mi vida. Profe de mi escuela, novio de una amiga, compartimos muchos conocidos y ahora llegó por el petróleo. Es una de esas mentes brillantes jóvenes que además tiene cariño por su país y quiere trabajar por él. Pedro y su papá escribieron un sesudísimo libro sobre el escurridizo mineral que signa nuestra relación Ciudadano-Estado: el petróleo. Bautizado con el nombre Petróleo como instrumento de progreso, el libro merece que cada venezolano se entere de su existencia.

Como sólo un economista puede hacerlo, el libro es una mezcla de clase magistral sobre macroeconomía venezolana con un sueño de país. Los Rodríguez se sentaron a estudiar el petróleo venezolano y con el espíritu más libertario que he leído en la literatura venezolana (corazones para esto) hacen una propuesta de «nueva relación Ciudadano-Estado-Petróleo». Debo aplaudirlos en público por poner algo acerca de petróleo sobre la mesa porque increíblemente tengo semanas yendo a varias librerías sin conseguir un solo libro, literario o narrativo, sobre el petróleo venezolano.

Los autores le ponen el cascabel al gato para explicar sin moralismos por qué el Estado venezolano ha podido confeccionar una economía hecha a su medida a costa del bienestar individual de sus ciudadanos: todo se centra en el rentismo discrecional, como lo llaman, harto conocido en la jerga periodística venezolana como el «uso discrecional de la renta». Desde siempre – y por siempre me refiero de Gómez para acá- el gobierno ha sido el único venezolano tomador de decisiones sobre el porvenir del fabuloso recurso, atando así nuestra visión sobre el petróleo al horizonte temporal de los políticos: la próxima elección. Esto moldea las instituciones, Ministerio de Energía y PDVSA, a centrarse en ordeñar a la industria petrolera para poder hacer y deshacer con el gasto público (programas y sueldos de empleados públicos), y nos olvidamos de la cara productiva de la industria petrolera, considerada por cierto como una de las más sofisticadas del mundo –a la par de software y comunicaciones.

Los Rodríguez narran la dinámica en detalle y resaltan los aspectos nocivos para el desarrollo que ello conlleva. Por ejemplo, el estancamiento en nuestra producción petrolera por más de 40 años que nos ha hecho perder la oportunidad de (1) obtener mayores rentas durante los períodos de precios altos, (2) compensar los ingresos fiscales (con mayor volumen) en épocas de precios bajos y (3) aprovechar la palanca petrolera para el desarrollo de industrias conexas como la petroquímica, refinación y de servicios conexos que impulsaran el desarrollo económico de Venezuela generando empleo y crecimiento económico. Lo que más me gustó sin duda alguna fue lo siguiente: «es imprescindible limitar la discrecionalidad del gobierno de turno… [para evitar] la concentración de poder político que inevitablemente conduce a dos secuelas: (1) restricciones a la libertad individual, tanto en el ámbito político como económico y (2) un aumento de la corrupción y la búsqueda de rentas». No es que los venezolanos seamos particularmente improductivos o corruptos, es que mientras mantengamos inmaculada la relación petróleo-Estado-ciudadano como la conocemos, la economía política profundizará estos vicios porque así lo inducen los incentivos económicos. No importa el cambio de gobierno, si es verde, blanco, rojo o amarillo, todos son vulnerables a los tentáculos del poder de la renta sin controles.

Los Rodríguez se aventuran a hacer una propuesta de reforma que no les voy a contar para que busquen el libro y se lo lean. Lo cierto es que para hacerlo están dadas las herramientas técnicas, lo que se necesita es un cambio de pensamiento y voluntad política de conceso que trascienda las divisiones politiqueras que acompañan a la noticia y al día a día.

 

Publicado en: http://erikatipoweb.com/actualidad/petroleo-y-progreso/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s